QUÉ ES MIRAMART? DESCUBRE EL SUEÑO SUBMARINO DEL ARTISTA VICTOR GOIKOETXEA.

MiramArt nace de un sueño,  recrear el mar en el único punto en toda la Bahía de la Concha (San Sebastian, España) desde el que no se puede contemplar

 

Creada en 2016 por el artista Victor Goikoetxea en la ciudad de San Sebastian, MiramArt es una propuesta que pone en valor un espacio urbano clave para la configuración de la senda que bordea la bahía, contribuyendo a su singular riqueza y diversidad de plazas, miradores, paseos, jardines… que discurren desde el Peine del Viento hasta Mompás, con un espacio cubierto que recrea su propio paisaje subacuático.

El proyecto se plantea como una puerta a la ciudad, que junto con otras tres intervenciones de arte urbano, en su origen formaba parte de un ambicioso proyecto artístico con vocación de perdurar en el tiempo y convertirse en patrimonio de la ciudad pensado para el año de la Capitalidad Cultural Europea de San Sebastián 2016.

 

 

EXPERIENCIA SUBACUÁTICA

 

La construcción del Palacio de Miramar, finalizado en 1893, requirió de la construcción de un falso túnel para el paso de los tranvías y el tráfico. Esta obra permite pasar bajo el morro topográfico que se adentra en el mar y que es un paso necesario para conectar las playas de Ondarreta y La Concha a través del paseo del borde litoral. En la segunda mitad del siglo XX construyó un segundo falso túnel para peatones como una bóveda de cañón recta de medio punto de unos 29m de largo y unos 4,8m de anchura, que tiene una altura en la clave de 4,5m.

MiramArt ha conseguido transformar por completo la experiencia de circular a través de este espacio colgando en forma de revestimiento una pieza artística única que recubre interiormente toda la bóveda semicilíndrica de túnel. Para crear esta obra, Victor Goikoetxea creó sobre una superficie plana de más 200m2 una fascinante obra pictórica mezclando pigmentos, pinturas, barnices y elementos volumétricos, para crear una fusión artística y cambiante del diálogo entre la tierra y el mar. Posteriormente se instaló la obra en planchas de aluminio de 3 x 1,5m2 adaptándola constructivamente al soporte existente e integrando la obra en un proyecto global de arquitectura.

Es resultado es una experiencia especial, que pone en valor este espacio relacionándolo con el mar y el paisaje y juega con un recubrimiento de materiales, espesores, rugosidad y brillo variables y que recrea las sensaciones propias de un mundo subacuático. La iluminación artística es un complemento clave para destacar otros aspectos de la obra y acentuar colores, matices, grosores y texturas, de manera que la experiencia del paso a través de este espacio es aún más intensa.

 

ARTE + ARQUITECTURA + TECNOLOGÍA + CIUDAD

 

MiramArt busca hacer ciudad con un planteamiento innovador: integrando arte, arquitectura, tecnología y ciudad. La primera idea de proyecto fue enriqueciéndose con una serie de elementos que finalmente lo han transformado en un lugar inteligente. Un tótem en el acceso oeste del túnel muestra la información sobre las personas que han circulado por él, a la vez que permite una interacción con la ciudadanía a través de una votación sobre el propio proyecto de forma sencilla, instantánea y en el mismo emplazamiento. De esta forma, el proyecto en su conjunto conjuga la hibridación de tecnologías relacionadas con la presencia, la opinión, la participación, las energías renovables, la transparencia y el análisis de información con la obra y el lugar.

Esta obra maestra se ha convertido de obligada visita en la ciudad de San Sebastian.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.